martes, 12 de agosto de 2014

Sin noticias de Gurb (Eduardo Mendoza)

18.04. Enciendo el ordenador. 
18.05. Me levanto a por el libro.
18.06. Sin noticias de Gurb. No encuentro el libro.
18.09. Gurb encontrado bajo un montón de ropa. 
18.20. Windows Vista. Contraseña del ordenador: ********
19.00. Esperando que se encienda el ordenador.
19........ Sigo esperando que se encienda el ordenador.
22........ZzZzZzZzZzZzzzzzzzzzz

Ruego me disculpen por esta pequeña locura. Pero así es Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza. Un libro a modo de diario donde minuto a minuto aproximadamente nos embarcaremos en la búsqueda de Gurb. Pero, ¿y quién es Gurb? Pues un marciano que toma la apariencia que se le antoja. Tanto es así, que su atrevimiento hace que se pierda en la Barcelona Preolímpica con la apariencia de Marta Sánchez.

Aunque no es Gurb el que nos desvela sus peripecias por Barcelona. No señores. Es su compañero de viajes. Un ser bastante peculiar que nos relata, a modo humorístico estilo Eduardo Mendoza, sus "vivencias" (por llamarlo de alguna manera) en Barcelona hasta encontrar a Gurb. 

Un personaje bastante peculiar que un día será un cardenal, otro un personaje histórico... Vete tu a saber. De hecho, me parece genial cuando dice: vestido con un traje de luces o de cardenal voy a comerme 10 kg de churros.

Un libro donde el comportamiendo humano se ve desde otra perspectiva, dejando lugar a la crítica de la Barcelona Preolímpica (por supuesto, desde ese tono de Mendoza), a la política, a los clichés de la cultura española llevados al máximo atrevimiento humorístico-literario y en especial a la catalana (muy a la orden del día, por cierto). Un libro que quizás, por mucho que pasen los años, seguirá siendo actual. 

He aquí un extracto del libro que provoca una risa ya que dentro de ese ritmo del libro, no te esperas esto. Imagínense, un personaje histórico por las grandes avenidas de Barcelona toda en obras. Trasladémoslo a cuando se ha hecho el metro en Sevilla o similar:

"15.00. Me caigo en la zanja abierta por la Compañía Catalana de Gas.

15.02. Me caigo en la zanja abierta por la Compañía Hidroeléctrica de Cataluña.

15.03. Me caigo en la zanja abierta por la Compañía de Aguas de Cataluña.

15.04. Me caigo en la zanja abierta por la Compañía Telefónica Nacional.

15.05. Me caigo en la zanja abierta por la Asociación de vecinos de la calle Córcega.

15.06. Decido prescindir del plano y caminar mirando al suelo."
Después de leer "La Aventura del tocador de Señoras" del inigualable Eduardo Mendoza y bajo recomendación de buenos lectores, sabía que no iba a tardar mucho en volver a leer algo de él. En esta ocasión pasaba ante mí la posibilidad de leer Sin Noticias de Gurb. De hecho, una de las cosas que me gusta de este libro, es que me ha recordado a las mañanas de los fines de semana en las que escuchaba, junto a mi padre, a Manolito Gafotas interpretado por Elvira Lindo en la radio. 


Y, ¿a qué viene este recuerdo? Pues porque Sin noticias de Gurb nace de una serie de episodios en el periódico de El País donde el autor iba relatando lo que en un futuro se convertiría en un libro.

http://elpais.com/diario/1990/08/13/opinion/650498415_850215.html

Podemos decir que es de tal envergadura y particularidad el autor Eduardo Mendoza, que es capaz de sorprenderte en cada libro, no sólo por su fantástica y disparatada historia, sino por su forma en la que te la presenta.

En mi opinión, como no tiene ni pies ni cabeza, quizás sea eso lo que hace que el libro sea tan diferente y divertido. Por lo que si aun no lo tenéis, a comprarlo y reir. Sed felices!

En e-book:
En papel (como yo me lo he leído esta vez):


1 comentario:

  1. Compañera de penas, te estreno el blog con un relato corto de Asimov, un poco más serio que el relato de Gurb pero también de ciencia ficción. Son 16 páginas que te van a hacer pensar:

    http://www.fis.puc.cl/~jalfaro/fiz1111/charla/laultimapregunta.pdf

    Espero que te guste!

    ResponderEliminar